Lunes, 18 de Enero de 2016

De Rubén Mosquera, Alejandro Polledo
Esta comedia negra, pues la narración transita el camino del relato policial en circunstancias de comedia con un humor cáustico y a veces absurdo, termina adentrándose en el terreno del suspenso y el misterio, más cercano tal vez a Polanski que al clásico policial americano. A partir de la decisión de dos hombres, inducidos por la mujer de uno de ellos, de ponerse a jugar al ajedrez, se desata una batalla fatal donde a través del tablero se agreden física y psicológicamente, el trofeo es el deleite erótico y el poder.




e-planning ad