Jueves, 14 de Enero de 2016

Acto I
El primer acto se desarrolla en la ciudad de Turingia durante la época de la vendimia. Allí Giselle, jóven e inocente campesina, se deslumbra y enamora de Albrecht a quien supone un aldeano, pero en realidad es un jóven noble que se ha disfrazado de campesino para obtener su amor. Albretch también se enamora de Giselle.
Hilarión, el guardabosques del lugar está también enamorado de Giselle, pero ella lo rechaza y le confieza que su corazón pertenece a Albretcht. Hilarión jura tomar venganza.
Durante la fiesta de la Vendimia Giselle baila a pesar de las recomendaciones de su madre, que teme por su delicada salud. Llega en ese momento un séquito del Duque de Courland con su hija Bathilde, prometida oficial de Albretcht.
Bathilde, atraída por la inocencia y belleza de Giselle, le obsequia un collar.
En ese momento, Hilarión que ha descubierto escondida entre la maleza la espada de Albretcht, se da cuenta que éste no es un campesino, y aprovechando la presencia del Duque y de su hija lo desenmascara ante todos.
Giselle desesperada, pierde completamente la razón.
En su agonía busca alivio en una danza trágica, durante la cual intenta herirse con la espada de Albretcht. Su corazón no puede resistir el dolor que la invade y cae muerta ante la consternación de los presentes.

Acto II
En un bosque de la laguna, se encuentra la tumba de Giselle. A medianoche las willis (espíritus de las novias abandonadas por sus prometidos) comienzan a bailar, y Myrtha, su Reina, admite a Giselle en su mundo fantasmal.
Albretcht visita la tumba de Giselle e implora perdón por el engaño. La doncella se conmueve ante su dolor, pero la inflexible Reina de las willis ordena a Giselle atraerlo a una danza que acabara con su vida.
Giselle trata de salvar a Albretcht y le indica que se abrace a la cruz de su tumba para destruir el sortilegio. El baile envuelve a los enamorados y el joven es arrastrado por la fatal locura de la danza de las willis.
Amanece. Las willis desaparecen y con ellas Giselle retorna a su tumba, Albretcht trata de retenerla, pero cae exhausto, sin conseguirlo.





e-planning ad