Martes, 18 de Octubre de 2016

De Naomí Ragen

Hay candidatas a presidentas. Hay ministras. Hay colectiveras. Hay juezas. El sexo femenino cobra protagonismo.
Y este Tribunal de Mujeres -reunido en un hogar ortodoxo de Israel, que puede ser cualquier hogar de nuestro país- tiene que tomar una decisión. Y lo hará.

En una sociedad liderada por el pensamiento masculino, una mujer se atreve a dejar a su marido y sus doce hijos.
Tiene un motivo, aunque debe silenciarlo.
Nadie la deja contar lo que la llevó a esa determinación.
Los hombres la castigan.
Las mujeres la abandonan y critican.

Hasta que ella se decide a hablar.

Entonces conoceremos una historia desgarradora, profunda, en la que la discriminación, las leyes de Dios, las de los Hombres, la violencia y la dominación son piezas fundamentales.
Una historia en la que la Mujer busca su lugar y exige tener voz. En la que los Derechos Humanos piden permiso para ser reconocidos.
En la que una madre busca desesperadamente el reencuentro con sus hijos.

Dijo la prensa:
"Una oportuna, interesante reflexión...
La vigencia del tema traslada su debate urgente a un escenario de la comunidad judía porteña y nos involucra a todos con sus esquirlas. Con sobria dirección y puesta en escena de Juan Freund, un sincero grupo de actrices denuncia la malversación arbitraria de La Palabra por parte de los ´hombres de negro´". Luis Mazas (Revista Veintitrés)

"Formalmente la obra puede resultar escasa en acciones físicas. Pero, el suspenso lo suple y el final es catártico. La sabia dirección de Juan Freund, también adaptador de "Tribunal...", obvió con ritmo vertiginoso la mencionada falencia, aún a riesgo de soslayar momentos significativos. Con gran sentido plástico sorteó las dificultades del reducido escenario del Auditorio Ben Ami y logró un espectáculo de altísimo nivel. Su puesta en escena es ejemplar.
No menor mérito le corresponde a las actrices Milagros Arbizu, Marisa Roncato, Myrtha Shalom, Isabel Caban. Ester Fleischman, Silvia Franc, Betty Dimov, Myriman Poteraica, Lidia Goldberg y Marta Gimeno. La interpretación es tan sólida y homogénea que sería realmente injusto mencionar a alguien en particular. Contribuyen igualmente a la calidad del espectáculo, la bella música de Sergio Vainikoff y el vestuario y escenografía de Alicia Vera.
Espectadores que aplauden de pie y localidades agotadas avalan este comentario. "Tribunal de Mujeres" se impone como un felicísimo acontecimiento teatral. En resumen: no se la pierdan". Manuel Lotersztein (Semanario Israelita)

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad