Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Viviana Cordero

El encuentro de dos mujeres, donde a simple vista es imposible el contacto. Hay un “querer ser” permanente. La señora de la casa da a entender que sólo por su condición de dueña, está por sobre todo; mientras su empleada, sin intención, va dándole lecciones de vida, descubriéndose a sí misma.
A pesar de la distancia existente, son un espejo, una reflejada en la otra.
Cómplices, por una mentira sostenida por años, pueden sólo recuperarse a sí mismas, y una a la otra, repitiendo aquella escena negada.
La necesidad hace al encuentro, y este se va dando lentamente en el transcurso de la pieza teatral, donde el punto en común de ambas es la soledad.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad