Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Anabel Martin, Lorena Rey

Una obra de humor absurdo...y ahí quede. Heterosexuales, no importa.

Prefiero no indagar tanto en sus espíritus flexibles, sin embargo gozan con la idea de invasión, de sometimiento. Creo que todos deseamos eso en lo mas profundo.

Clasificaciones: Humor, Teatro




e-planning ad