Jueves, 14 de Enero de 2016

De Carlos Gorostiza

Adaptación libre para un elenco mayormente femenino

Ésta obra habla, antes que nada, acerca de la irresponsabilidad y la indiferencia del hombre ante sus semejantes.

El patrón de una panadería, que bien podría ser la nuestra, sigue cocinando pan con harina de centeno contaminada a pesar de haber sido alertado por sus empleados. La gente del barrio lo consume y les provoca un extraño estado de locura. En medio de esta trama, cada personaje se pregunta de qué es responsable y hasta donde, aportando su visión y actuando en consecuencia. De esta manera, se entretejen cuestiones que son una pequeña muestra de los comportamientos sociales de hoy en día. Y es ahí donde se pueden ver las conductas estereotípicas de nuestro ser argentino.

Esta historia maravillosa escrita hace 50 años no pierde su vigencia. Es un llamado a no cerrar los ojos, a no evadirse, a no seguir construyendo la mentira nuestra de cada día, porque es esa evasión la que nos conduce constantemente la frustración.





e-planning ad