Lunes, 24 de Octubre de 2016

Ballet en dos actos.

Hilarion está enamorado de Giselle. Ella lo rechaza por preferir a Loys, bajo cuyos mentidos andrajos de pueblerino se encuentra el duque Albrecht. Hilarion jura venganza y en la fiesta de la vendimia, desenmascara a Loys, quien ya estaba comprometido con una princesa. Al enterarse, Giselle cae presa de la locura y se suicida. Myrtha, la reina de las Villis (blancos espectros femeninos) la recibe al tiempo que Alberch llega a su tumba a dejarle flores. Las Villis quieren atraparlo, pero Giselle lo defenderá a capa y espada para apartarlo de un trágico destino.

Dice Guido De Benedetti sobre esta versión:

Para un coreógrafo es realmente un gran placer poder trabajar en esta obra romántica por excelencia. En la misma existen personajes y situaciones muy ricas argumentalmente, y además cuenta con el legado coreográfico de los autores originales. En esta adaptación, utilicé la música original con todas sus repeticiones e interpolaciones posteriores casi completamente, reconstruyendo así el espíritu de la versión original musical y argumentalmente. Con respecto a lo coreográfico, aggiorné los pasos de esa misma versión con una variada y brillante técnica clásica, más acorde a las posibilidades que brinda el conocimiento actual a ésta expresión artística.

En cuanto a la escenografía, también utilicé las nuevas tendencias, creando una imagen multimedia, no sólo por gusto o sello personal en mis obras, sino también por el espacio de los escenarios actuales, en donde una escenografía tradicional no sería adecuada espacialmente.

Clasificaciones: Danza




e-planning ad