Jueves, 10 de Noviembre de 2016

De Daniel Veronese

Los actores de Open House decimos:
“Sabemos que Open House es una obra que no dejaremos de hacer nunca.
No depende del público. Si el público no viene, la haremos igual. Nosotros sabemos y podemos soportar las pérdidas y el abandono.
Si uno de nosotros decide irse de la obra, la obra continúa: durante cuatro años estuvo con nosotros Andy -Andy era nuestro conejo-, y hoy ya no está, murió. También nos abandonó el chico del bigote, y ahora, nos abandona la chica de la peluca. Por ahí nos dejó unas fotocopias que supongo repartiremos hasta que se acaben. En Open House no hay posibilidad de ser remplazado, la propia obra se hace cargo de la pérdida. Así, Open House irá desapareciendo de a poco, hasta que sólo queden las huellas de las palabras. Miramos para adelante.
¿Qué hay? ¿En qué nos transformaremos? No lo sabemos. Sólo sabemos que la obra tendrá una muerte natural. Esto es Open House”.

Actores:
chica de Miramar: María Eugenia Iturbe
chica del bebé: Julieta Petruchi
chica del conejo: Mariana Paz
chica del baile: Olga Nani
chico de la colección: Gustavo Antieco

Son actores que no saben qué van a producir en quien los mire. No son más inteligentes que el público. Se sorprenden con sus propias posibilidades expresivas. No intentan producir arte, y si lo hacen es casualidad, y no se pueden hacer cargo de eso. Son extranjeros en el territorio de los artistas, no hablan su idioma. Por lo tanto no tienen intereses vanguardistas, ni mucho menos clásicos. Los integrantes de Open House, son personas que necesitan decir algo aunque sea sólo una vez. Es muy probable que no haya una segunda posibilidad. La soledad, el abandono, la pérdida son temas caros para cada uno de ellos. Sienten que la vida es densa y rápida: “no hay demasiado tiempo para perder en lo que no sentimos íntimamente”.

Esta obra cuenta con el auspicio del Gobierno de la Ciudad y del Fondo Nacional de las Artes.

Open House, fue estrenada en 2001, como una tesis de un grupo de actores egresados del Instituto Universitario Nacional de las Artes, y que convocaron a Veronese para su dirección. El núcleo dramático de la obra trata sobre la soledad y el abandono y la propuesta particular de este grupo es exponerla hasta que ya no quede ningún integrante, absorbiendo cada pérdida sin ser reemplazada.

Este espectáculo formó parte del evento: Buenos Aires, Sala Abierta

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad