Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Fernando Arrabal

Vodevil imaginario de los setenta reales.

Transcurren los años setenta en el hotel de un aeropuerto internacional. Dos anarquistas tienen secuestrados a una nazi y a un líder comunista: su objetivo es boicotear las tareas de dos policías: uno de la KGB, y otro, representante de la Junta Militar chilena. Pero: numerosos enredos de vodevil trastocarán los planes de los anarquistas.

Punk, de Fernando Arrabal, pone en discusión los actos de violencia política generados a partir de la radicalización de las ideologías. Hoy, época en que necesitamos volver a pensar la vigencia o fracaso de toda derecha, toda izquierda y cualquier centro, Punk posibilita este juego a través de una mirada cómica, irreverente y desprejuiciada sobre lo que sucedía a finales de los años setenta en todo el mundo.

La revolución sexual de aquellos años, también hace su entrada a la obra por medio del deseo de los personajes: muchas veces contradictorio con sus prácticas sociales. Mundo privado y mundo público se enfrentan en un campo de batalla donde un paso mal dado puede dejarte afuera del camino.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad