Jueves, 17 de Noviembre de 2016

De Jacobo Langsner

La obra narra los desencuentros de Mamá Cora, personaje que alcanzó popularidad en la piel de Antonio Gasalla quien retrató de manera formidable a esta simpática anciana que dejó su casa y ocasionalmente fue dada por muerta.

La Comedia Mediterránea debutó con Macbeth de Shakespeare (2005) y continuó su carrera con Stéfano de Armando Discépolo (2006), propone ahora el azaroso devenir de la anciana de 80 años de edad, madre de cuatro hijos, desplazada del hogar de una familia de clase media baja que encabeza su hijo Jorge, a raíz de la insostenible relación que mantiene con su nuera Susana.
En procura de una solución, otro de sus hijos, Sergio, quien de hecho goza de una mejor posición económica que su hermano, acepta alojar a la anciana en su casa, al menos por un tiempo, hasta que la relación familiar halle un horizonte más apacible. Ahora bien, esta abuela, que por su temperamento despierta algunas simpatías, desaparece antes de la mudanza y sus familiares comienzan a buscarla, a medida que la angustia se acrecienta.
La noticia del suicidio de una anciana desalienta la búsqueda y provoca el alboroto de todos. En consecuencia, los deudos aceptan el trágico final de la abuela y reciben el cuerpo sin vida, hallado en las vías del ferrocarril, para su velatorio.
Pero la historia no terminará ahí, ya que Mamá Cora, en persona, entrará a su casa, con una sonrisa y algo de piedad por aquellos que, poco tiempos antes, querían deshacerse de su presencia.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad