Jueves, 09 de Octubre de 2014

De Maximo Gorki

¿Hemos venido a este mundo a cambiarlo o a DORMIR la siesta?"

A 100 años de su estreno, su vigencia es total, su pesimismo es tal que da lugar a la esperanza.
Una obra maestra que fuera uno de los grandes sucesos del teatro en el siglo XX. Una obra despiadada, brutal, sin concesiones, pero al mismo tiempo de una gran belleza poética. Es la obra más importante de Máximo Gorki: el genio, el luchador, el hombre que sufrió la cuasi-esclavitud, el hambre, las enfermedades, los castigos más horrendos, la explotación de la Rusia Zarista y que sobreponiéndose a todo ello se transformara -junto a Chejov- en uno de los dos grandes del teatro de su tiempo.
Es “Los Bajos Fondos” la obra que es representada en el mundo entero, provocando manifestaciones callejeras, discusiones, polémica, tal es su potencia dramática, su estructura perfecta, su descripción de conflictos y personajes.
Gorki en ruso - quiere decir “amargo”, tan amargo como nuestro Armando Discépolo y tan vigentes ambos en sus gritos apasionados y poéticos.





e-planning ad