Miércoles, 09 de Noviembre de 2016

De Jimena Canido

El solitario y doloroso proceso de dejar de ser niña para asumirse como mujer: ¿renacimiento o resurrección?

¿Cuando una familia es golpeada por una tragedia, inevitablemente se desmorona todo?

Mariana cumple 19 años y decide invitar a su madrina, a quien no ve desde hace tiempo, a que lo pase con ella y con su madre. A partir de la llegada de Meme, comienzan a articularse los mecanismos que pondrán en movimiento a los personajes, se revelarán las cuentas pendientes, lo no dicho y los dolores que hay detrás de la relación entre esa madre y esa hija, ahogadas en la espesura de la bronca, la impotencia y el rencor. Meme asumirá el rol de “hada madrina”, posibilitando la libertad al enfrentarlas con el dolor, la culpa y la pérdida. Porque solo al conocer y al asumir la propia existencia es que uno se convierte en un ser libre.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad