Sábado, 05 de Noviembre de 2016

De Mariano Moro
TB Producciones & GRUPO NOSOTRAS

Salta. Podrían ser vecinas, compañeras de trabajo, amigas, primas tal vez, pero no: Marta y Lucía son hermanas y como tales despliegan toda su fraternidad sobre el escenario. La diferencia física y de personalidad de estas dos mujeres es el eje de un conflicto que supera lo personal para explicitar lo humano: la violencia, el descontrol de las palabras, la indiscreción, las paradojas, las contradicciones.
La obra de Moro despliega a sus personajes y los llena de matices: la agresividad de Marta (Manina Aguirre) se neutraliza con el sometimiento de Lucía (Silvia Gianfrancisco). Cuanta más "pobre cosa" es Lucía, más terrible es su hermana. La sofisticación y belleza desgajada de Marta contrasta con la sencillez de la empleada de oficina que tuvo un hijo sin amor. Marta odia a todo el mundo. Un odio que también parece un artificio y una contradicción.

Marta, una mujer de cincuenta que va vuelto del exilio en España, ha sido abandonada por su marido, y ha quedado recluida en un piso de la ciudad de Salta, junto a dos hijas que le prestan poca atención. Nunca ha trabajado, nunca ha reconocido algún error propio, nunca se ha preparado para el paso del tiempo. Busca consuelo y letargo en el alcohol y en el desprecio hacia los otros. Recibe la visita de Lucía, su hermana un año menor, que llega desesperada por una amenaza de suicidio que Marta olvidó luego de formular.
Lucía intentará asegurarse de que no hay peligro y reconducir a la mayor por caminos más constructivos, pero el pasado, la rivalidad, los hombres se confabularán en progresiva precipitación, y las hermanas se perderán en senderos a la vez temidos e imprevistos.
La fría educación, la militancia, el fracaso sentimental, el autoengaño, la confusión personal entrelaza a los avatares sobreaccidentados de un país –Argentina-, confluyen en una relación fraterna mal avenida que exige resolución, con final agridulce: decanta lo que nunca será, lo que se pierde para siempre, pero también asoma una esperanza nueva, al menos, para una de las dos.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad