Lunes, 25 de Enero de 2016

De Sebastian Defeo
Dos desconocidos se reúnen a esperar lo que parece que nunca va a llegar. Buscan encaminar una conversación a través de lugares comunes, de incomodidades y desconfianzas.

La espera, que nos remite al teatro del absurdo, es lo que domina durante toda la obra, haciendo aflorar en ella (la espera), extrañas peculiaridades de los personajes. El intensísimo juego del lenguaje es también acompañado por la acción y el uso de elementos, características que nos ilustran al mismo tiempo lo opuesto y lo símil de los personajes.




e-planning ad