Martes, 18 de Octubre de 2016

De Harold Pinter
El estreno de La colección ocurrió en la televisión inglesa, en mayo de 1961, y no tuvo en Buenos Aires ninguna puesta relevante en los últimos años. Sin embargo, está considerada entre las obras principales de Pinter, y en su único acto parece abrir un juego de espejos sobre la incertidumbre, ya que ni siquiera la anécdota que desencadena el drama llega a saberse si es cierta.

“No hay grandes diferencias entre la realidad y la ficción, entre lo verdadero y lo falso. Una cosa no es necesariamente verdadera o falsa, y entonces puede ser al mismo tiempo lo uno y lo otro. La verdad en el arte es esquiva, pero es la búsqueda lo que motiva el encuentro. En el arte hay muchas verdades y entre ellas se enfrentan, se alejan, se reflejan, se ignoran, se burlan una de otra”, dijo alguna vez el dramaturgo, Premio Nobel 2005.

Las dos parejas que protagonizan La colección no buscan la verdad, sino apenas una respuesta tranquilizadora para continuar con el juego de apariencias típicamente pinteriano donde la comunicación es apenas una impostura.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad