Jueves, 14 de Enero de 2016

De Luis Alberto Saez
Añorando un pasado donde Pepe Biondi y Gila conviven con el autoritarismo y la delación, Aròstegui se empeña en negar lo evidente, la decadencia, la corrupción y la propia muerte como fin de toda expectativa. Cualquier posibilidad de amor o afecto son mala palabra en este universo de dos ambientes y portero eléctrico. En su lugar, la nostalgia manchada de sangre y la muerte a secas desmienten entre chistes y ocurrencias televisivas una historia de equívocos que encuentra en su protagonista un digno corolario a una existencia cruel y vacía de sentido. Aróstegui, el ciudadano ejemplar, amparado en un anonimato que se parece demasiado a la impunidad, no vacila en denunciar a un prójimo o en convivir con el cadáver de su esposa, mientras ensaya, entre muecas y modismos revisiteriles, una forma decorosa de pronunciar su propio apellido.

Este espectáculo formó parte del evento: Proyecto 9
Este espectáculo formó parte del evento: Ciclo Teatro de pequeño formato





e-planning ad