Viernes, 21 de Octubre de 2016

Con el Laboratorio de Transformaciones Textuales (Agosto a Diciembre de 2005), nos propusimos que las verbalizaciones teatrales surgieran de una experiencia más sensitivo-afectiva que intelectual, y que se vieran aprovechadas en sus significados, sentidos, sonoridades musicales, y hasta como sencillas o complicadas excusas de juego espacial-corporal-vincular al que se subordinara la narración. Su resultado fue Algo entre Algas.

Parte 1 - Estanca inocencia Burbujeo. Mujer que emerge a la vida para obedecer a sus mayores, y ya se ve perseguida por la propia fertilidad. Para colmo, por capricho, es coronada de sexo. Se transforma en animal. Otra niña sale entre algas; pura y casta, enjaula al bicho. "La virgen lava pañales..." canta el varón aniñado. La bestia se vuelve diosa y lo empuja a desnudarse. La otra, tan casta.., ríe y se deschava deseosa. Oración sexual de diosa que la obliga a vomitar. El donjuan ahora se piensa que imitando a aquella diosa va a seducirla "ad eternum". Ella lo monta y lo deja cuando se cansa del juego. La otra mujer, antes niña, la llama a ser su siamesa. El hombre, hecho piltrafa, se arrastra a morir de nuevo. Una luz las incrimina y no logran escapar.

Parte 2 - Por culpa de algas Recuerdos de mujeres amadas y temidas. Venganza de hombre humillado: acusarlas de locura o de "maldad esencial", y mandarlas al Infierno. En cárceles o loqueros, ellas se aburren, enferman, se acechan y se amenazan, se pelean y hasta matan. Los hombres miran de afuera, otra vez sin poder nada. Es que no aguantan sin ellas. Y mediante alguna excusa, necesitan liberarlas. Encuesta de Jordan Sandwich: "¿Seremos por fin capaces de amar con cordura?" Pero, ¡¿quién es él para preguntar?! El juego.., otra vez abierto.

Parte 3 - Algo más libre ¡Bienvenidas, heroínas, libres de hacer lo que gusten! Someternos a casorio, disfrazarnos de muñecas, incendiarnos de deseo con frutas semiprohibidas... ¡Bienvenidos, picarones, brutos, torpes o maricas! Mientras se creen que controlan, son juguetes de Natura... ¿Es el juego de ellas o ellos? Quizá nunca se defina...





e-planning ad