Martes, 18 de Octubre de 2016

De Luis Sampedro
Un grupo de adolescentes se encuentra frente a la posibilidad de su iniciación sexual. Saben lo que tienen que hacer en relación con su seguridad, sólo que lo resuelven desde sus condicionamientos, “cada uno a su modo”. El mundo adulto les muestra alternativas para afrontar su problemática. Ellos responden responsabilizándose de su derecho a una sexualidad plena y feliz. Este proyecto integra dos áreas de fundamental importancia en el desarrollo del adolescente que son la sensibilidad estética y la educación para la salud. Por las características propias de la edad, el adolescente está en un despertar de sus sentimientos y sus emociones por lo que el lenguaje es un lenguaje sumamente idóneo y específico para expresar su realidad. La adolescencia es una nueva oportunidad para reforzar nociones de promoción de la salud y prevención de conductas de riesgo a partir de poder adelantarse a ellas con actitudes de protección y autocuidado, fortaleciendo la autoestima, la solidaridad y el cuidado de los demás, accediendo más fácilmente al conocimiento de las formas de transmisión del VIH-SIDA y como evitar la infección. La intención es jerarquizar el lenguaje estético en una sala para garantizar una adhesión tanto en lo emocional como en las actitudes de prevención, sobre todo en el uso del profiláctico y dar un espacio extraescolar a la reflexión posterior.

Este espectáculo formó parte del evento: Todos al Teatro





e-planning ad