Jueves, 10 de Noviembre de 2016

De Pablo Foladori
Performance para soprano, barítono y samponia
Primera obra del grupo Zoon Phonanta

El grupo interdisciplinario Zoon Phonanta comenzó hace dos años una investigación sobre las posibles relaciones entre la ópera, la literatura, el teatro y las artes visuales. De esta investigación surgió un especial interés por la voz humana.
Oblivion Soave fue la primera obra que Zoon Phonanta realizó en busca de lo que el mismo grupo llamó un teatro de la voz.
La definición de un teatro de la voz sería algo apresurada en este momento, cuando aún estamos trabajando en un segundo proyecto, pero podríamos hablar de ciertas intuiciones en cuanto a su origen y procedimientos:
El teatro de la voz surge de la necesidad de una era de la voz en las artes como respuesta a una supremacía del ojo.
El teatro de la voz pretende deconstruir el ojo del espectador recurriendo a una iluminación parcial o a la oscuridad absoluta, de esta manera se oculta lo que se desea ver y se devela lo que debe ser escuchado.
El teatro de la voz trabaja con una textura, una entonación, una rugosidad, un timbre, un deje: algo que une al cuerpo con otra cosa, que a la vez lo centra, lo motiva y lo trasciende; algo que es como el doble del cuerpo.
El teatro de la voz implica un retorno de lo espiritual en las artes.
Oblivion Soave es una obra construida a partir de la improvisación vocal de una soprano y un barítono, quienes describen un recorrido imaginario por los sueños de Poppea -heroína de Monteverdi-, instalando en escena la pregunta sobre la posibilidad o la imposibilidad del olvido.
La búsqueda de una respuesta inmediata de la voz a un color, sonido, texto, luz, etc. nos acercó a las intuiciones de Severo Sarduy, quien pudo ver la necesidad de una era de la voz en las artes. Sus ideas sobre el carácter escencial de la voz como aquello que distingue a los seres e impide el olvido de su existencia constituyen la base de nuestro trabajo de
investigación y experimentación hacia la pura vocalidad.
Oblivion Soave toma los trabajos de Sarduy y Kandinsky, conjuntamente con el Trío Fantasma de Becket y Beethoven y poemas del renacimiento italiano, para crear, a partir de ready mades, una puesta en abismo de la voz humana, trazando y haciendo bascular puntos en un espacio puramente vocal. La obra se desarrolla en seis cuadros y está enmarcada por el aria homónima Oblivion Soave de L´Incoronazzione di Poppea.

Este espectáculo formó parte del evento: Experiencias en escena del C. C. Borges 2007

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad