Viernes, 15 de Abril de 2016

De Verónica Diaz Benavente
Espectáculo teatral y musical humorístico

Oveja Gris (no me dejaron ser negra), es la nueva creación de Benavente donde profundiza la línea conceptual inaugurada en Las Tontas (el cual fue presentado, junto con Gimena Riestra, durante dos años consecutivos); una pieza que trabaja a partir de la fusión de dos lenguajes artísticos diferentes, la música y el teatro, con la intención de generar, mediante una convivencia de los mismos, la disolución de sus límitesi y un nuevo concepto dentro del medio escénico.

A partir del encuentro entre una voz lírica, dos actores y una formación musical ecléctica, se formula la pérdida total del prejuicio al género, dando lugar a una mirada humorística que apela a la irreverencia y al juego con los límites dentro del mismo.

En lo que respecta a la parte musical, se recorren variadas formas rítmicas tales como el tango, el bolero, la ópera y la bossa nova, entre otros. En lo teatral, la fusión se opera desde la utilización de un coro a la manera de los griegos, interpretado por los músicos en escena, el cual convive con formas teatrales contemporáneas.

Una mujer cuya autoestima se deteriora cada vez más, emprende un viaje en busca del sentido de su vida luego de ser abandonada por el hombre amado. En este recorrido, descubre vocaciones y talentos que tenía latentes pero ocultos por la sumisión en la que se encontraba inmersa. Pero, como suele ocurrir en estos casos, cuando esta mujer comienza a levantarse por sí misma, el hombre regresa para reclamar su amor…..

¿Qué será más fuerte, la realización personal o el ciego enamoramiento?

Todo el viaje interior se expresa a través de canciones que brotan desde su alma y meditante conversaciones imaginarias que mantiene con el coro.

“¿Cantante de ópera? ¿Actriz? ¿Humorista? Hace años que me debato entre estos lenguajes. Encontrar el propio, qué es lo que uno quiere decir y para qué, es el dilema de muchos artistas.
Yo soy cantante de ópera y a la vez, actriz; también me gustan otros sonidos tales como los que provienen de la zamba ó el tango y por último, el humor es otra veta que me fascina en todos los sentidos de la vida. Hace tiempo que vengo buscando, un poco como Elba, el camino que me define dentro del mundo de las artes. Algunos frutos de esto salieron a la luz en Las Tontas donde me permití fusionar una cumbia con un aria de la opera Carmen y con Oveja Gris continúo ese recorrido. En cierto sentido, este nuevo espectáculo es un homenaje todos aquellos que alguna vez en su vida se han sentido una oveja gris (tan gris que ni siquiera pudo ser negra) y tienen ganas de reírse a carcajadas de eso” comenta Verónica Díaz Benavente
Clasificaciones: Humor, Musical, Teatro




e-planning ad