Jueves, 10 de Noviembre de 2016

¿Preferís pensar que entendiste aunque hayas entendido mal?

El Laboratorio de Teatro Comercial (Diciembre de 2006 a Abril de 2007) hizo eje en el dios Hermes y sus incumbencias: el comercio, el dinero, las comunicaciones abiertas y en código, la alquimia... Encuentro a encuentro abordamos un tópico diferente, intentando analizar la laberíntica terminología en que se sostienen el comercio, las finanzas, las cuestiones monetarias y el capitalismo en general. Parte de la investigación de campo fue una visita a La Bolsa de valores de Buenos Aires. Su resultado fue Oootra Obra Comercial.

El público es guiado desde la pista de baile hasta una bifurcación de caminos junto al arroyo. Noche de luna llena (nuestras linternitas sobran). La música electrónica sigue imponiéndose en lo profundo del bosque. Por cierto, Felicitas y Titi habían acordado hacer teatro comercial. Pero a último momento él se rebeló, empecinado en volver a las fuentes. Aparece tirado a orillas del agua con los ojos vendados y actúa según los impulsos de su corazón. Para Felicitas eso es pura masturbación emocional, sobreactuación. Pregunta al público si pagaría por presenciar algo así. Titi vuelve con túnica negra, profetizando patéticamente contra el dinero. Felicitas entabla duelo, irrumpiendo con chinchines, disfrazada de odalisca, esmerada en divertir a los espectadores. Titi la arrastra a la oscuridad y, vaya a saberse cómo, la convence de que ocupe el lugar que él ocupaba al principio, a orillas del agua, tirada. Felicitas transa, se embarra a disgusto. Entonces Titi se apropia del público y lo lleva más allá, hasta las raices expuestas del árbol central. Ella ya no aguanta más. Se siente burlada. Enfrenta a Titi y lo insulta. Será que no se puede seguir todos los caminos a la vez... Terminamos acá.

Unica función: Festival Apon Cuyen, Marzo de 2007

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad