Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Diego Cazabat
Dos hombres ligados a un lugar infértil intentando, sin poder, darle sentido. Sostener lo insostenible es su andar circular. Los ojos siempre se abren y les muestran la encrucijada en la que se encuentran: dejarse estar o dar el paso que los hará protagonista de su propio destino. DICE DIEGO CAZABAT, EL DIRECTOR: “La pérdida de mi Alhama (o de cómo el señor espera) es la concreción de un espectáculo árido pero esperanzado, que refleja la lucha de dos excluidos en un estado de embrutecimiento contra una realidad que les mata el deseo y la posibilidad de una perspectiva propia. En esta lucha se dan cuenta que no están solos y que hay otros como ellos. La puesta en escena a través de un lenguaje estilizado y preciso, se apoya en el trabajo de los actores. El espectáculo de árido humor, lejos de plantear una mirada escéptica, reconoce la posibilidad de cambio”. Periplo, Compañía Teatral realiza su trabajo haciendo eje fundamental en el actor. En El Astrolabio Teatro, su Centro de Investigación en Buenos Aires, la Compañía concreta un programa de trabajo que se desarrolla, cotidianamente, en 10 horas diarias en el intento de que el actor, a través de diferentes ejercitaciones, encuentre las propias limitaciones y confronte con ellas generando su terreno de trabajo. El grupo, además de su trabajo sistemático de entrenamiento y la creación de espectáculos propios, se dedica a la tarea Pedagógica. Está integrada en forma permanente por Marcela Fraiman, Andrea OJeda, Hugo de Bernardi, Martín Ortiz, , Julieta Fassone, es dirigida por Diego Cazabat y se complementa con un equipo de trabajo destinado al registro de la experiencia en video, el asesoramiento en el área de la plástica y el diseño espacial, además de Alfredo Megna especialista en dramaturgia.




e-planning ad