Jueves, 04 de Febrero de 2016

Una historia de posesión y dominación donde el amor es el justificativo para ejercerlas. Una madre y su hijo hacen un empobrecido número de circo que ensayan todas las tardes para luego dar funciones en diferentes lugares. Ambos han establecido una relación perfectamente ensamblada en la dominación y sometimiento mutuo. En el hijo aparece la impresindible necesidad de libertad y es el detonante para desatar una verdadera batalla de reproches, reclamos, intrigas y estrategias para poder decir las verdades guardadas durante muchos años. Un final inesperado resuelve esta conflictiva relación. (La posesión en cualquier manifestación del amor es casi inevitable, debemos estar atentos para no ejercerla).




e-planning ad