Domingo, 15 de Enero de 2017

De Sergio Chiocca Kaufer

Livianamente, esta obra, puede ser considerada un “Music Hall”, porque, combina actuación, baile, canto y la algarabía del kitch visual.
Esta compuesta por textos poéticos en off, monólogos y números musicales. En la profundidad, la considero, como una obra que conjuga la belleza y el ridículo exacerbado.
Es una obra ecléctica que, por sus contrastes y dinamismo, no deja de sorprender, conmover, divertir, pidiendo mas, con aplausos de agradecimiento y “bravos!”, chiflidos, lagrimas, esperanza y ganas de volver a vivir lo visto y oído.
Como breve reseña de contenido, el habla, manifiesta, al extremo, lo “no deseable”, lo “no agradable” de cada personaje, y lo costoso que nos es, el encuentro de la plenitud, el amor, en todas sus formas de manifestación, y las distintas búsquedas contemporáneas, que no siempre dan resultado.
El deleite, el humor, la conmoción dramática, lo audible, lo movido, pasean al publico por infinidad de sensaciones.
Sus sonrisas finales, lo denotan.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad