Sábado, 01 de Marzo de 2014

Es un día en la vida de cuatro personas extraordinariamente ordinarias (esteriotipadas ciertamente), que a falta de cosas mejores que hacer y de carecer de una vida social sana, tienden a juntarse viernes tras viernes, en la misma casa a jugar al dígalo con mímica, en lo que parece a veces, en realidad, un diálogo de sordos.
Todos piensan, quieren y necesitan cambiar. Pero no hoy.