Sábado, 23 de Enero de 2016

Danza y Teatro

Lo que ocurre es que por momentos nos agotamos de estar acá, amoldadas, comprimidas, acotadas a esto... ¿para qué tengo mi cuerpo? ¿para qué existe un afuera, un "resto del mundo"? Por momentos sentimos la necesidad de resguardarnos en el primero, para no conectarnos con el segundo y, por momentos, pagaríamos millones por salir de ese encapsulamiento y escupir al "resto" todas nuestras emociones, movimientos, percepciones, acciones y sentimientos...
Lo que ocurre es que, algunas veces, nadie comprende cuál es nuestro deseo...pareciera que no interpretaran cuál es nuestro lenguaje...cuáles son nuestros códigos...
Somos Segismundas, somos bellas y feas; agradables y despreciables; dulces y amargas; tranquilas y nerviosas; clásicas y vanguardistas... en fin-y en sí- somos cada una con cada una y, cada una con el "resto del mundo", tratando de expresar nuestras realidades (por momentos cómicas y por momentos trágicas) contando y compartiendo nuestras experiencias, por ello, somos Segismundas.





e-planning ad