Sábado, 22 de Octubre de 2016

Ionesco refleja el espíritu de esta obra en una frase de su “diario”:

“¿Qué es la vida?, se me puede preguntar. Para mí no es el Tiempo: no es esta existencia que huye, que nos resbala entre los dedos, que se desvanece como un fantasma en cuanto uno quiere asirla. Para mí, es, debe ser, presente, presencia, plenitud. He corrido de tal forma tras la vida, que la he
perdido”

En esta adaptación del clásico del Maestro del Absurdo nos enfrentamos a nuestra propia existencia tal cual es: limitada, finita, inadmisible.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad