Viernes, 04 de Noviembre de 2016

De Alejandro Finzi

Basada en una instalación del artista plástico norteamericano Edward Kienholz, “The Wait”. Esta obra comienza cuando el espectador es guiado a presenciar el Sueño de Carmelinda después de realizar un recorrido a través de una galería de trabajos plásticos (esculturas, pequeñas instalaciones, objetos, pinturas, fotografías) realizadas por un grupo de artistas a partir de la obra completa de Kienholz. La actriz que encarna al personaje va a oficiar de "guía de galería", para luego introducirse, vía la palabra poética de Finzi, en la historia que desnuda la intimidad de Carmelinda.

Carmelinda es la mujer que espera sentada en el sillón de la instalación de Kienholz, espera a su marinero mientras borda y habla con sus únicas compañías: su pájaro que está en la jaula, el retrato del abuelo, las fotos que Ernesto, el marinero, le manda desde cada puerto.
Se trata de una obra de 1964, que expresa maravillosamente el espacio del pop-art californiano de aquella década inolvidable: su obra explora el imaginario del folklore urbano, el que expresa al hombre cruzado por el olvido y la exclusión, único hogar para un corazón de cemento que tiene por latido la indiferencia, porque las ciudades suelen robarnos el nombre. “The wait” nos habla de la soledad y de la muerte.

Clasificaciones: Varieté




e-planning ad