Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Carlos Gandolfo
Esta obra se inspira, nace del estudio del teatro de Pirandello. He tomado como punto de partida la obra “Cada uno a su modo” sirviéndome de la idea central que propone este autor para desarrollar un espectáculo de mi autoría. Los derechos han sido concedidos para este fin. No es simplemente una adaptación, ni una versión, sino la creación –si se me permite decirlo así- de un texto dramático cuyo resultado final solo podrá desarrollarse durante los ensayos. La propuesta está centrada en exponer, mostrar “la farsa de la volubilidad, de nuestros ridículos cambios...” tal como lo expone constantemente Diego Cinci. Desarrollar aquello que se dio en llamar el “perspectivismo” o el “cienmilismo” en Pirandello, el constante fluir de una opinión a otra, mostrar una máscara, luego otra y otra con la ilusión de ser siempre yo, creer que hay un solo yo; este es el drama que sufren todos los personajes, sin reparar en las consecuencias para él o para los otros. “Hoy pienso así, tal vez mañana sea distinto” es el tema central y estará unido a otro que nos importa y que es la multiplicidad de los yos o múltiples personalidades que cohabitan en nosotros con la ilusión de ser siempre el mismo. Este tema, desarrollado magistralmente por el autor en su novela-programa “Uno, ninguno, cien mil”, será incluido en la versión con el fin de profundizar esta idea. Destacar el perpetuo espectáculo del mundo y de los seres humanos en permanente transformación. El deseo que nos lleva a realizar una versión nueva y personal de Pirandello, es responder la pregunta inquietante que podríamos poner de esta forma: hoy, conociendo el desarrollo de las nuevas investigaciones sobre las personalidades múltiples, en la psicología y psicoterapia y que la llamada “Escuela de Milán” se pone a la cabeza de estas investigaciones, las nuevas interpretaciones lingüísticas sobre ¿qué es ser humano?, Ludwig Wittgenstein, El fin de las certidumbre, etc... Para esto hemos desarrollado la propuesta de” el teatro dentro del teatro” como ruptura, interrumpiendo la acción, intercalando en la versión textos de otras obras que consideramos ayudan, aclaran y completan la idea central. Con este fin se incluirán algunas escenas de “Seis personajes en busca de un autor” y, sobretodo, de la novela “Uno, ninguno, cien mil” y algunos relatos de “El Mahabarata”. El teatro del espejo repite permanentemente la figura del desdoblamiento, del reflejo, sin poder fijar el sentido de lo verdadero. Me he basado en Pirandello tomando lo que él denominó en su teatro de “Máscaras desnudas”, con la intención de llamar la atención del espectador sobre la finalidad de su teatro: minar las apariencias de las convenciones sociales, revelar la fragilidad de los roles sociales, develar el verdadero rostro del ser humano socialmente determinado y subvertir por último la monotonía del teatro como “imitación de las acciones humanas”. Aseguramos que la obra “Cada uno a su modo” ha sido el punto de partida para crear un espectáculo que pueda mostrar muchas de las causas que llevan al ser humano a vivir y sufrir sin darse cuenta que él es el creador de su propio destino. La escritura paradigmática de este autor, ruptura, subversión, desgarro, dislocación, nos inspiró y guió en la creación de un nuevo texto. Dado que este autor vio más allá de su época, escribió –tal como lo hizo Nietzche- para otra generación. Pretendemos inspirarnos en él con ese mismo espíritu rebelde que expresa Diego Cinci, que se debate intentando abrir los ojos y los oídos de sus amigos para que se den cuenta cuánto tienen que ver ellos mismos en aquello que les está ocurriendo. Sosteniendo finalmente, que la vida del hombre es humana, demasiado humana. Diego: Mírame, bien adentro de los ojos. Así...Desnudo, como eres, con todas las miserias y la fealdad que tienes dentro –tú como yo- los temores, los remordimientos, las contradicciones... Aparta de ti el payasito que te fabricas con la interpretación ficticia de tus actos y tus sentimientos, y te darás cuenta que no tienes nada que ver con lo que eres o puedes ser verdaderamente, con lo que existe en ti sin que tú lo sepas y que es un dios terrible –tenlo en cuenta- si te opones a él, pero que en cambio se vuelve en seguida piadoso con cada culpa tuya si te abandonas y no buscas excusarte... Con esto espero haber dado una aproximación a la propuesta de nuestro espectáculo. Quedo a vuestra entera disposición para aclarar y/o completar aquello que sea necesario.




e-planning ad