Martes, 25 de Octubre de 2016

Se estrenó en diciembre de 2002 en el Festival de Danza de Buenos Aires.

Obtuvo el Premio “Teatro del Mundo 2003” otorgado por el CIHTT- Universidad de Buenos Aires –, Centro Cultural Ricardo Rojas, como mejor espectáculo coreográfico y la Nominación Premios Clarín Espectáculos 2003.

Ante la decisión de trabajar con esta pieza de Arvo Pärt, el coreógrafo se encontró con una obra clásica en su composición formal aunque intensamente expresiva y contemporánea, dividida en dos movimientos antagónicos consecutivos: uno, signado por la velocidad y el contrapunto dramático de las cuerdas en tensión y el otro, lento, cíclico e infinitamente melancólico. La temática resultante en la composición coreográfica devino de esta confrontación para convertirse finalmente en un paisaje neo-romántico extraído del ballet de fines del siglo XIX con arquetipos reconstruidos y resignificados. Imágenes revertidas fuertemente connotadas: cisnes en agonía, féminas-aves negras, cuerpos ambiguos en brazos quebrados, heridos en torsos rotos.

Tabula Rasa es la posibilidad de revisitar el género, sin juicio de valores ni pretensiones estético-historicistas.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Dos obras de compañía de danza de Miguel Robles

Clasificaciones: Danza




e-planning ad