Sábado, 16 de Enero de 2016

De Augusto Boal

El dramaturgo brasileño retrata con profunda y cruda ironía el incesante trajinar de un grupo de compañeros que pasan por diferentes exilios.
La permanente travesía comienza a desatar diferencias entre los reunidos en la huida hasta provocar deserciones y abandonos.
La pieza consigue mostrar asì la derrota de aquellos que apostaron a transformar nuestras sociedades,sin denostar a los que siguen sin arriar la utopía.





e-planning ad