Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Manojo de Calles

La polémica obra ¿...? ¿qué será? vuelve a subir a escena en tres únicas funciones los sábados 16, 23 y 30 de junio a las 22:00 horas en LA SODERÍA (juan posse y pje. 1º de mayo). La obra surgió de una intensiva investigación de dos años en la que MANOJO DE CALLES indagó en un lenguaje corporal en el que encontramos paralelos con la "danza butoh" en cuanto a:

- la concepción del cuerpo como unidad psicofísica
- la no aceptación de la idea del arte como representación
- la improvisación como filosofía y técnica
- la concepción del grotesco como una predisposición interna (una
manera de vivenciar la realidad y no como una característica
manifestada desde el exterior solamente)

Nuestra investigación se centró en un trabajo sobre el tiempo y la acción, la construcción del relato a partir de una dramaturgia de los cuerpos, la fragmentación y la acción performática no representativa. A partir de esto llegamos a una "danza de los cuerpos en estado de caída", danza que implica un trabajo físico constante y profundo sobre la fuerza de gravedad. En cuanto a la temática abordada elegimos centrarnos sobre los efectos en la subjetividad del capitalismo tardío con sus deshumanizantes leyes de mercado dentro del marco teórico del psicoanálisis postlacaniano y el postestructuralismo: el sexo, los medios tecnológicos y el poder, la paranoia y el aislamiento del sujeto posmoderno, la obsenidad y la perversión en las relaciones sociales, el ninguneo de los individuos y todos los sintomas histéricos de la depresión como enfermedad social de la aldea global (ataques de pánico, paranoias, strees, melancolía, perdida de la individualidad, asfixias, gastritis, etc) son los temas atravezados desde un código visual en el que la fotografía "extasiada" registra el estado que esos cuerpos viven por única vez en cada función o ensayo.

El espacio, la luz, la fotografía y la música

El espacio platea un entorno blanco de donde los cuerpos parecen desprenderse a veces y otras fundirse en él, tres objetos cotidianos (cama, mesa y silla) se vuelven los soportes de la acción de los cuerpos sufrientes y eróticos que a través de la fragmentación, la elipsis, la aceleración y la cámara lenta van construyendo un relato al que el espectador accede a partir de sus propias sensaciones, sensaciones que también están presentes en la música original compuesta para la obra. Hay también una manipulación de la luz y la fotografía por parte de los actores que intensifica este relato como metáfora de la muerte y su contracara erótica. ¿...? ¿qué será? es la propuesta más atrevida a que hemos llegado, los límites de verdad de la acción desafían los límites de la pornografía, de la televisión, de esta globalidad espectacular... la obsenidad en ¿...? ¿qué será? devela la obsenidad del ojo liberado de su moralidad o atado a ella... Provocadora, intensa, aburrida, deprimente, exitante, pornográfica, violenta, satírica, patética, melodramática, irónica, sensual... Los espectadores de ¿...? ¿qué será? no salen indiferentes...

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad