Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Melissa Ortiz
En el living de su casa, una mujer despechada se impone apasionadamente un objetivo: saciar sistemáticamente su furia interior, a cualquier precio. En alguna parte, cinco seres de variada condición se abandonan a un olvido absurdo que parece sin retorno. Sin embargo, alguien está planeando cuidadosamente la venganza precisa de su propio dolor. ¿Quién tiene la culpa de que duela tanto?

Duele…” o la irónica fatalidad de estar haciendo concientemente todo lo contrario. La pasión desbordada en contraste con la trivialidad de la vida cotidiana. Un cuadro absurdo de la existencia misma en un mundo de palabras y acciones inútiles, donde es imposible saber uno y hacer saber a los demás cuál es la necesidad de terminar siendo infelices. A pesar de la comedia.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad