Viernes, 15 de Enero de 2016

El arte del mimo

El teatro está formado por el arte dramático, la danza y la mímica ( o arte del mimo).

El mimo se expresa únicamente a través de su cuerpo y es por eso que se lo llama "arte silencioso". Sin pronunciar una sola palabra y con un mínimo de elementos, puede crear todo un mundo de encantamiento y narrar historias haciendo reír o llorar, y sobre todo, haciendo pensar.

El arte del mimo es un arte único, complejo y completo. Un arte que puede ser concreto o abstracto, trágico, cómico o poético.

Es plástico como la danza o la escultura. Es profundo como la tragedia o inocente como una farsa. Es mágico, por que crea un mundo de seres que no existen pero que se hacen visibles por el sortilegio del gesto.

Es un arte clásico y actual, porque expresa el hombre de hoy y al de siempre; al hombre, en un instante de su vida cotidiana; o la hombre acosado por los grandes problemas metafísicos.

Este espectáculo consta de cuatro números:

El primero es "ENCERRADOS", y se podría llamar también "el grito". Esta inscripto en el teatro del absurdo. Su argumento es muy simple: dos seres encerrados ( ¿arrojados?) en una habitación vacía. Sorprendidos y temerosos, ignoran la razón de su encierro. Dos seres de diferentes personalidades, condenados a convivir. Allí esta el nudo de la trama de este mimodrama, que ellos deberán desatar; con un final, tal vez imprevisto, o tal ves no.

El segundo numero es una pantomima: "EL COMPADRITO" y por lo tanto sus personajes, como las situaciones por las que atraviesan, son exagerados, es decir cómicos.

El tercero es "EL ESTORNUDO", esta inspirado en el brevísimo cuento de Anton Chejov " la muerte de un funcionario". Adaptar un texto literario al lenguaje del mimo resulta siempre un desafío, ya que sin decir una palabra, se debe contar una historia narrada, en este caso con la maestría de un Chejov. El autor, como en toda su obra, nos pinta con su característica ironía, no solo la época que le toco vivir, es decir la Rusia zarista, sino también la psicología de su pueblo.

Este espectáculo termina con "UNA HISTORIA CON MORALEJA" que esta hecha en base a estampas, es decir que con actitudes se cuenta toda una historia. Esta modalidad de expresarse con el gesto, causo asombro y recibió excelentes criticas en el primer festival de la pantomima, en Berlín, cuando fue presentada por Escobar y Lerchundi.

Mimoteatro Escobar Lerchundi




e-planning ad