Viernes, 10 de Octubre de 2014

De Michael Frayn

Ambientada en Alemania Occidental, esta obra de 2003 muestra la trayectoria de Willy Brandt: cómo se convirtió en Canciller de la República Federal de Alemania en 1969, y cuál fue su relación con uno de los integrantes de su círculo político, Günter Guillaume, un funcionario que se convirtió en el asistente personal de Brandt, pero resultó ser espía para Alemania Oriental y fue el responsable de la caída del Canciller en 1974. Perteneciente al Partido Social Demócrata, Brandt fue una figura clave de la historia del siglo XX: premio Nobel de la Paz y canciller de la reconciliación entre el Este y el Oeste en Alemania, fue el que dio los primeros pasos en la disminución de las tensiones durante la Guerra Fría.

La historia de Alemania es absolutamente crucial para Europa. Alemania se encuentra justo en el centro del continente, y la historia europea, para mejor o para peor, ha sucedido en torno a Alemania. Como he dicho en el Postfacio a mi obra, el único período que parece interesar mucho a los ingleses es el período nazi. Pero lo que definitivamente atrapa mi atención acerca de Alemania es el período de posguerra: cómo Alemania se recuperó de la total destrucción física y moral de 1945. (...) La Alemania moderna siempre me ha resultado fascinante, y particularmente Willy Brandt, quien fue un personaje público inmensamente atractivo, conocido no sólo en ese país sino en todo el mundo. Era una figura de muchas contradicciones. (...) Personajes divididos como éste siempre son interesantes, y lo que es particularmente llamativo de la historia de Willy Brandt es que fue derrocado por otro personaje dividido: Günter Guillaume.”

Michael Frayn (entrevistado en 2003 en el Cottesloe Theatre por Matt Wolf, crítico de la revista Variety)

Duración aproximada: 120 minutos





e-planning ad