Martes, 18 de Octubre de 2016

De Leo Masliah

Los chinos mezclaban alcohol y extractos olorosos buscando la alquimia de la inmortalidad. Los egipcios atribuían poderes sobrenaturales a fragancias utilizadas en ritos funerarios. Hay religiones que simbolizan la plegaria que asciende a Dios quemando incienso.

En la morgue se escuchan ruidos.

En el ambiente se siente un extraño aroma: Chanel N° 5.

Una obra hilarante con personajes que llevan la interpretación literal del lenguaje hasta las últimas consecuencias pero sin dejar de lado la contemporaneidad de Latinoamérica.

La Obra
El Comisario indaga las razones que llevaron a uno de sus oficiales a ultimar a la familia cuando recibe la noticia sobre la situación de emergencia que se vive en la morgue: los cadáveres ya no huelen mal, se sublevaron y de algún modo recuperaron la movilidad. Se declara el estado de sitio, la rebelión de los muertos es aplastada y el orden se reestablece. Pero el Oficial asesina de nuevo y todo parece que vuelve a comenzar.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad