Jueves, 24 de Noviembre de 2016

«Pensó que los sacrificios eran actos que sostenían el orden del universo. No eran públicos (habían dejado de ser públicos) pero no podían dejar de realizarse.» Ricardo Piglia. Una familia de extremo fanatismo religioso posee una fábrica de muñecas que transmiten mensajes sagrados. El supuesto orden en el que viven se ve derrumbado por la decadencia que comienzan a atravesar, adjudicando la desgracia a la llegada del Anticristo. La casual aparición de un nuevo personaje confirmará la sospecha desatando el caos.

Este espectáculo formó parte del evento: Festival del Rojas 4





e-planning ad