Lunes, 18 de Enero de 2016

De Scholem Aleijem

PRESENTA EL DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN NO FORMAL DE LA ESCUELA SCHOLEM ALEIJEM

Para toda la familia. Para reír, para emocionarse! Una obra que habla del amor, la familia, la amistad, los valores y... la tradición!...

Del autor sobre la obra...
Es realmente un placer y un inmenso orgullo realizar esta puesta. Interpretar las peripecias de Tevie, el lechero y su pueblo, es acercarnos a la emoción, a la ternura, a lo pintoresco, y también a los momentos amargos, con los que la vida nos sorprende de vez en cuando. Pero por sobre todo, es una obra que en todo momento habla del amor y las pasiones, esas que nos mantienen vivos. Y todo gira en torno al personaje central: Tevie.

Mario Calés lo definió hace algunos años de la siguiente manera: "Tevie es la encarnación del judío trabajador, que sólo confía en su trabajo, rudo, efectivo, inmediato y que no abandona el optimismo ni la esperanza porque se ha empeñado en conservarlos a toda costa. Sueña y hace planes de bienestar y mejoramiento. Pero sus sueños tienen el vuelo limitado de los hombres sencillos y la prudencia del padre de familia responsable, y no interfieren en sus diarias obligaciones ni desplazan el trabajo normal en realización anticipada del triunfo fantástico y la opulencia redentora ".

Tengamos presente que los textos son producto de la pluma de un escritor excepcional: Scholem Aleijem. Sobre él escribió Calés: " supo aprovechar como pocos, los abundantes recursos del idish y la fértil expresividad de la lengua que él contribuyó a perfeccionar y enriquecer. El idish de Scholem Aleijem es festivo y agudo en los monólogos, pintoresco y cargado de vida en las descripciones y chispeante, lleno de modismos y dichos populares en las incidencias jocosas, así como resuena con lírica cadencia en los episodios sentimentales y vibra de emoción en las situaciones dramáticas ".

Scholem Aleijem describe con imparcialidad, no ataca ni pontifica. Pinta con vivos colores iluminando la verdad con la brillante luz del optimismo, entretiene con una gracia fina y humana.
El violinista en el tejado habla de nosotros mismos. Y en ésta, otra versión en castellano de las tantas que se han hecho, trabajamos cuidadosamente para respetar fielmente el espíritu original. Con pasión, con orgullo. Con amor.





e-planning ad