Martes, 16 de Febrero de 2016

En el transcurso de la obra se producen encuentros y desencuentros. Encuentros y despedidas. Destiempos. Comprensión e incomprensión. Indiferencia, pasión, violencia y locura. Están presentes el instinto, la razón y el corazón. El amor, la felicidad y el sufrir. Está el vació de la ausencia; la felicidad desbordante de la pasión; la búsqueda constante; la necesidad vital del otro. No falta la aceptación del otro, el desborde emocional, la atracción irresistible de los opuestos. El amor y el odio. El tiempo recuperado. Todo este material se entremezcla con historias de principios del siglo pasado y contemporáneas, con temáticas que van desde la idealización hasta la represión. Así se funden en el espectáculo momentos de grandes historias literarias, cinematográficas o teatrales: Lo que queda del día (novela de Kazuo Ishiguro), La gaviota y Las tres hermanas (de Antón Chejov), Gilda (el film emblemático de Rita Hayworth), Casablanca (la clásica historia de la Segunda Guerra Mundial), Solitario de amor (novela de Cristina Peri Rossi), Cheri (novela de Colette) y El cuarto de Giovanni (novela de James Arthur Balwin).




e-planning ad