Martes, 15 de Noviembre de 2016

De Laura Valencia
Una habitación de motel como único testigo en la espera de una mujer que desespera, se ahoga, se arma, se vacía, se repite, se silencia, grita y ensordece, recuerda y presiente, y espera, espera... mientras sus palabras se mezclan con las pistas de un hombre del cual solo queda su voz entreverada en las células grises de un televisor...
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad