Viernes, 21 de Octubre de 2016

Lázaro es un estafador de la fe y de las creencias ajenas. Se rodea de un ejército de seguidores adoradores y de corruptos… pero esta no es una obra sobre la historia de un pastor de esos que ocupan nuestros teatros y pertenecen casi a la farándula, aunque la anécdota de la obra lo parezca. La intención es una indagación sobre la fe y los que desencadena social y económicamente el manipuleo de las creencias; además de la locura que produce ese manipuleo y como algunas personas a las que les repiten todo el tiempo: “Sos Dios”, se lo pueden llegar a creer. Esperpéntica, divertida, popular y trágica.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad