Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Carlo Gozzi

Presenta Compañía Knuck

La historia transcurre en la corte de un Rey, en un país imaginario, poético y decadente, donde cada personaje lucha por conseguir el trono de una manera absolutamente surrealista y absurda. El mundo fantástico, el humor bizarro y cada situación ridícula que la obra propone, retratan un gobierno que bien podría representar a los actuales y que propone un viaje sin tiempo en forma de fábula.
El Rey de un país imaginario está desesperado porque su hijo, el Príncipe, ha sido atacado por la melancolía. El médico de la corte hace su diagnóstico: cuando logre reír se sanará. Cada miembro de esta extraña corte improvisará números para lograr arrancarle una sonrisa, sin éxito. Sólo cuando Fata Morgana -la aliada de Clarisa, la prima del Príncipe, quien desea usurpar el trono- es humillada, el Príncipe estalla en carcajadas.Esa risa le costará caro: con sus poderes Fata Morgana lo maldice con obsesionarse por conseguir las tres naranjas que se encuentran en el Castillo de Creonta, una terrible hechicera… Allí el Príncipe y su compañero, Trufaldino, viajarán en busca del ansiado amor que quizás cure al Príncipe de su hipocondría crónica.
En el siglo veinte, la obra de Carlo Gozzi se ha proyectado y ha influido en todo el teatro moderno a través de los trabajos de Meyerhold, Craig y Dullin.
Lo pensamos como un espectáculo de una troupe de actores con una fuerte injerencia en la comedia política, con rasgos de contemporaneidad donde las luchas de poder se vuelven cada vez más surrealistas, donde lo personajes de la comedia dell arte se convierten en fantoches de nuestra cotidianeidad
Nuestra intención no es una búsqueda arqueológica de la comedia dell arte sino una reinterpretación de su humor, mediante situaciones ridículas donde la farsa del poder y de sus internas llegan hasta hoy de forma intacta.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad