Lunes, 18 de Enero de 2016

De Alejandro Piar

Anteo en la Habana es un espectáculo unipersonal escrito y protagonizado por Alejandro Piar (Premio Coral a la mejor actuación masculina en el festival de cine independiente de la Habana, Vientos de agua, Son de todos), que divierte y emociona trayendo un pedacito de Cuba al escenario por espacio de una hora.

El recorrido comienza de la mano de Anteo, un indigente acompañado por sus fantasmas, o su imaginación, que se incorporan de improviso a su vida cotidiana. Julián, poeta sensible, anhela el horizonte, otras tierras y otros hombres. Ñico, pícaro y trasnochador, conocedor de la noche habanense, mentiroso y lleno de historias con famosos personajes.

El espectáculo recorre la prosa y la poesía de grandes exponentes de la cultura del Caribe y Latinoamérica como Virgilio Piñera, Gertrudis Gómez de Avellaneda y Julián del Casal.

En lo musical los climas y la emoción están enmarcados por figuras como Bola de nieve, Beni Moré, Lino Borges, Chucho Valdez y Los Zafiros entre otros.

La cultura cubana está reflejada en el espectáculo desde sus letras, su música y su compleja y particular mística.

SUS PERSONAJES:

ANTEO
Un vagabundo muy peculiar que se atribuye esta condición como una oportunidad de la vida, la posibilidad de ser completamente libre, como el mismo diría “Somos vagabundos errantes sin mas tierra que el cielo, vivimos cobijados por el techo mas alto, ni lluvias ni tormentas impedirán que viajemos de pradera en pradera”
Con esta filosofía, entre chistes, reproches y conceptos muy firmes, sueña, odia, reza, pero sobre todo vive sacándole provecho a lo más esencial de su existencia, porque según sus palabras lo más importante que hay que hacer en la vida es VIVIRLA.

JULIAN
Es producto de la imaginación de Anteo y representa la parte soñadora y poética del ser humano, la virtud de viajar imperceptiblemente a los lugares que uno ama, pero también es la melancolía, el pesimismo que a veces nos toca y nos ahoga.
Representa a esas personas que van apagándose la existencia, no importa si el momento es favorable o no, siempre van a ver el vaso medio vacío, nunca medio lleno, por mas que su contenido esté mas allá de la mitad.

ÑICO
También es producto de la imaginación de Anteo.
Es la alegría personifica da, raíz en tierra, irreverente, parejero, optimista, siempre en positivo, haciéndole honor a su mejor frase: “Si hoy la vida te va mal: échale salsita que mañana te irá mejor.
Es bailador por excelencia, conocedor de la música y conquistador nato, utiliza su gracia para conquistar cuanta mujer le pase por delante sea bonita o fea.
Tiene siempre latente la posibilidad de llenar el vaso aunque esté completamente vacío.

Este espectáculo formó parte del evento: A escena por Chile ( Festival solidario )





e-planning ad