Martes, 19 de Enero de 2016

En oposición al teatro convencional, Eduardo Gilio propone un teatro autónomo de la literatura, y ha desarrollado a lo largo de 25 años de trabajo con su grupo, una metodología propia a la que denomina “Teatro Concreto”. En la búsqueda de un nuevo teatro, es imprescindible la formación de nuevos actores, preparados física y mentalmente, para reaccionar ante los diversos estímulos a través de un trabajo creativo diferente. Cada actor realiza cotidianamente un training específico.

ESPECTACULO-DEMOSTRACION





e-planning ad