Jueves, 28 de Enero de 2016

De Gerardo Carrot
La obra nace de la inspiración que nos produce la cosmovisión y los colores musicales de nuestras culturas originarias. El sentimiento de pertenencia a un lugar es uno de los factores coincidentes en estas culturas. Ser hijos de la tierra significa ser hermano de todas las cosas, es nacer y morir en el mismo lugar en que nuestros ancestros.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Ysevalasegunda





e-planning ad