Miércoles, 08 de Octubre de 2014

De Armando Discépolo
El drama del inmigrante
La obra fue estrenada en 1928, cuando Hipólito Irigoyen comenzaba su segundo período como presidente de la Nación, interrumpido dos años después por el golpe militar encabezado por Félix Uriburu. El personaje principal es un músico, Stefano, inmigrante italiano que anhela alcanzar popularidad como un gran compositor de óperas, pero en realidad disimula sus continuas frustraciones tras el sueño de la gloria.
En este relato, Discépolo desnuda la ilusión de un futuro próspero en esta parte del mundo, que bien pudo haber atraído a miles de inmigrantes que arribaron a Argentina; de hecho, en un pasaje de la obra Stefano le envía a sus padres, residentes en Italia, una carta en la que les pide que vendan todas sus pertenencias y vengan a vivir en esta supuesta tierra de promisión. Detrás de sus anhelos y deseos, el músico oculta sus frustraciones y postergaciones.




e-planning ad