Martes, 19 de Enero de 2016

De Facundo Agrelo
El espacio como laboratorio. Simulación de una situación accidental, fortuita. Tres personas: una mujer, un hombre, otra mujer. Curiosidad convertida en deseo convertido en interés. Relaciones que oscilan entre la espontaneidad y la premeditación, entre los sentimientos y la razón, entre el instinto y el cálculo. La obediencia y sus límites. Impulsos espurios, actos con consecuencias precisas y categóricas. Los protagonistas haciéndose preguntas que acaso no se harían en otras circunstancias.

Una de las dos mujeres está de más, y el hombre debe decidir cuál. Una historia que comenzó siendo un triángulo amoroso y se convirtió en un dilema moral.





e-planning ad