Lunes, 24 de Octubre de 2016

Cerca del ombligo está el centro de nuestro cuerpo. Algunos le dicen panza. Esta obra nace de la panza. Para las mujeres es un lugar de secretos. Lugar con órganos internos en constante producción de energía. Energía que a veces no sabemos cómo disparar. Ni organizar. Ni seleccionar. Ni dar. Dar a luz a una misma. De eso se trata. De despertar. Despertar para luego reposar, para luego despertar, para luego...para luego nunca terminar el ciclo. Elegimos reírnos de nuestras acertadas y equivocadas elecciones. Elegimos divertirnos de nuestras limitaciones, para que las limitaciones desaparezcan. Al menos lo intentamos. Al menos, no nos quedamos sólo quietas. Esta pieza breve surge del trabajo de investigación sobre el conflictivo proceso de nacimiento constante del ser humano. Y no es casual que una de las actrices estrene el espectáculo con un embarazo de siete meses en su cuerpo. Por eso solo cuatro funciones. Por eso esta primera etapa es corta, efímera, finita. Un buen motivo para no perdérselo.

Este espectáculo formó parte del evento: Todos al Teatro





e-planning ad