Martes, 14 de Junio de 2016

De Hanoch Levín
Un viejo pordiosero, que soñó toda la vida con inalcanzables prostitutas de alta categoría en América, desea darse un regalo de cumpleaños acorde con su bolsillo: Una visita a una puta callejera. Su hijo, también mendigo, cuida el dinero de su padre, soñando con la gran herencia que algún día será suya.
La puta callejera, de lejos la más práctica, se da por satisfecha con los miserables ahorros del anciano. Se los saca de las manos a cambio de una ilusión de amor.
Quedando finalmente como fantasía inalcanzable LA PUTA DE OHIO
La obra se estrenó en Tel-Aviv el 13 de mayo de 1997, dirigida por su propio autor. Fue una versión parecida aunque morigerada de su anterior obra La Gran Puta de Babilonia.
La descarnada obra de Hanoch Levín nos cuenta la historia de estos seres que a pesar de todo sueñan con un mundo mágico, bello, que satisfaga sus fantasías.
En LA PUTA DE OHIO, puede verse una respuesta apropiada al anárquico humor negro de Levín. Aquí demuestra que aún no ha desesperado de la vida a pesar de su miseria y bajeza y que, desde su punto de vista, el sobreponerse a la incertidumbre de la muerte está justamente en el teatro, el templo de los sueños
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad