Domingo, 19 de Febrero de 2017

De Ana Longoni, María Morales Miy

áRBOLES es una composición fragmentaria sobre la vida en orfandad.

Una mujer transita sin padre ni madre diferentes edades y estados, a la vez que elabora con estrategias diversas las ausencias que porta y que la constituyen. Dos presencias dialogan con ella con códigos propios: la del músico-padre que se abstrae en su instrumento –una viola ejecutada en escena–, y la de una criatura volátil que sabe mucho más de lo que la protagonista puede decir de su propia historia.

En un collage poético de palabras, imágenes, sonidos y movimientos, áRBOLES se articula a partir de la continuidad de tres escenas, sin quiebres marcados entre ellas. En cada una se hace mención a un árbol distinto. Así, son tres áRBOLES que surgen de un modo esquivo en el relato, pero conforman cierta ilación en medio de una estructura fragmentada, que materializa la dificultad y la posibilidad de recomponer la vida.

Una selección de textos de María Morales Miy, la actriz que inició el proyecto, entrecruzados con otros de Ana Longoni –escritos a partir de su incorporación al trabajo–, junto a algunos fragmentos de la poeta Susana Esther Soba, componen áRBOLES, una obra que apuesta a poner en escena lo que implica vivir ese particular estado de soledad que es la orfandad.

“Las conocí a una mucho y a otra poco, hace apenas unos días. Las junté hace instantes. Y ya hicieron juntas un excelente trabajo que se escribe a cuchillo en el tronco flexible y sustancioso del cuerpo de María. Primero fue Ana, después María. Una se escondió en un ropero y no encontró los zapatos de su padre. La otra se perdió a la hora de la siesta cuando buscaba su nombre. Llegadas de algún otro lugar donde transcurrió su infancia. Jóvenes y sabias.
áRBOLES es una miniatura, de apretada belleza”
(Ana Alvarado)

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad